Edificio del Reichstag en Berlín, Alemania

Miguel Angel Victoria Fotógrafo

El Reichstag de Berlín está irremediablemente ligado a la historia de la ciudad. Comienza a construirse en 1884 por el arquitecto Paul Wallot por la necesidad de tener un edificio que albergara el Parlamento del Imperio Alemán. Completado en 1894, el edificio fue muy aclamado por la cúpula de cristal y acero que remataba la cubierta, incluso más alta que la cúpula actual, una gran obra de ingeniería para la época.

Al culminar la guerra, la capital de Alemania occidental se trasladaría a Bonn, perdiendo de esta forma su uso como Parlamento, aún así se decidió por restaurar el edificio.

En el año 1933, durante el régimen Nacional Socialista, se genera un incendio de dudosas circunstancias que lo deja en condiciones lamentables, el Parlamento se muda y ya no sería usado para futuras sesiones. Durante la Segunda Guerra Mundial, después de sucesivos bombardeos, su deterioro se fue acrecentando. Al culminar la guerra, la capital de Alemania occidental se trasladaría a Bonn, perdiendo de esta forma su uso como Parlamento, aún así se decidió por restaurar el edificio. Paul Baumgarten sería el encargado de su reconstrucción entre 1961 y 1964. Con la reunificación alemana en 1990 eventualmente Berlín volvería a ser la capital alemana y como consecuencia el Reichstag se convertía en objeto de debate sobre su futuro.
En 1992 se abre otro concurso para la reconstrucción del edificio, Sir Norman Foster sería el escogido para su ejecución. Su proyecto parte de cuatro premisas principales: el significado del Bundestag como foro democrático, el compromiso con la accesibilidad pública, el respeto por su historia y la sostenibilidad. De esta forma es evidente que la transparencia es lo que evoca este proyecto, el único acceso al edificio es común para políticos y el público en general, de hecho desde la primera planta es posible observar a través de un cristal las sesiones del Parlamento. Foster decidió respetar la estructura original del edificio, sin embargo todo su interior fue modificado y la adición de la nueva cúpula es el eje principal de la renovación. El proyecto original de Foster no incluía ninguna cúpula, sin embargo a pesar de ser escogido como el encargado para la reforma, su proyecto no convencía y tuvo que ceder ante la opinión pública y cambiar el diseño hacia una cúpula transitable que finalmente fue aprobado.

La estructura de acero y cristal tiene un diámetro de cuarenta metros, una altura de veintitrés metros y medio y un peso de ochocientas toneladas soportadas por doce columnas de hormigón armado.

La estructura de acero y cristal tiene un diámetro de cuarenta metros, una altura de veintitrés metros y medio y un peso de ochocientas toneladas soportadas por doce columnas de hormigón armado. El caparazón está compuesto por veinticuatro perfiles de acero a intervalos de quince grados y cubierto por más de tres mil metros cuadrados de cristal. Hacia la parte superior de la cúpula se encuentra una plataforma de observación a cuarenta metros del suelo, accesible a través de dos rampas, una para subir y la otra para bajar, que están colocadas en el perímetro circular de la cúpula. Ahora bien, la parte más interesante de la cúpula viene siendo el cono invertido que parte desde lo alto de la plataforma culminando en un círculo de dos metros y medio que corona la sala de plenos, dotándola de luz natural indirecta. El aire usado es canalizado por dentro del embudo y expulsado al exterior por medio de una abertura en lo alto de la cúpula.
La reforma de Foster cumple las funciones requeridas sobre el tema medioambiental. El sistema de calefacción y suministro energético es una combinación de energía solar, utilización de reservas de agua para calentar o enfriar el edificio y de ventilación mecánica, de esta forma el Reichstag es autosuficiente en un 82% e incluso suple de energía a otros edificios públicos vecinos, convirtiéndose en un ejemplo de arquitectura sostenible.
Desde su inauguración en 1999, la cúpula del Reichstag se ha convertido en un símbolo y punto de referencia para Berlín y Alemania, actualmente es el segundo monumento más visitado en el país, siendo el primero la Catedral de Colonia. Curiosamente el edificio entero fue convertido en una instalación de arte por el artista Christo y su esposa Jeanne-Claude en 1995 llamada Wrapped Reichstag, que consistió en envolver el Reichstag con una tela gigante por dos semanas, la cual atrajo millones de visitantes.
Desde su plataforma superior y desde el tejado del propio Parlamento es posible tener una vista de 360º de Berlín. La entrada es gratuita, el único requisito a completar es una exhaustiva revisión de seguridad. El horario de entrada es de 8:00 hasta las 22:00, hay que tomar en cuenta que la colas para entrar suelen ser bastante largas, en mi caso algo más de una hora.
¿Cómo llegar?
Tomando la línea S-Bahn (sistema de trenes urbanos y de cercanías, distinto a la línea U-Bahn de metro) llegar a la estación Brandemburger Tor (S1 y S2) y de allí hacer una caminata de unos 600 metros por la avenida Unter den Linden, pasando por la Puerta de Brandemburgo. Aquí nos encontramos delante del Tiergarten y desde ahí ya se puede divisar el Reichstag. Otra opción es tomar la línea U55 que conecta la estación de trenes (Berlin Hauptbahnhof) con Brandemburger Tor y bajar en la estación intermedia Bundestag.

Planeta Pequeño

Reichstag en Berlín, Alemania
Reichstag en Berlín, Alemania

Galería Fotográfica

Como se hizo este Tour Virtual

El equipo utilizado para realizar este tour fue el siguiente:

  • Cámara Nikon D800
  • Lente Sigma 8 mm ojo de pez
  • Rótula Nodal Ninja NN4
  • Trípode Manfrotto 190
  • Disparador remoto

El software de procesado de esta imagen fue:

  • Lightroom para procesar los archivos RAW
  • PTGui para realizar el cosido de la imagen
  • Photoshop para ajustes generales y locales
  • PanoTour Pro para la generación del tour virtual
Este tour virtual lo llevé a cabo una fría mañana muy temprano, cuando empezaba a amanecer. Como en la mayoría de los museos en Europa, no te permiten hacer fotografías en su interior. Por supuesto, vale la pena entrar. Tras la subida en el ascensor te harán entrega de una audioguía que te acompañará durante la visita. En ese momento, te encontraras con el elemento más espectacular del edificio, la cúpula de cristal que se encuentra situada directamente sobre la Sala de Plenos del Parlamento.
La cúpula, rediseñada por el arquitecto Norman Foster para la reconstrucción del edificio, pretende ser un elemento simbólico con el que queda patente que ese lugar es el centro de la democracia parlamentaria y, el pueblo, desde la parte superior, puede ver ver que todos los asuntos son llevados con claridad.
En el interior de la cúpula, se pueden ver multitud de fotografías antiguas a través de las cuáles se describe la historia del Parlamento mediante sus momentos más importantes.

¿Te gustaría usar este tour virtual en tu sitio web?

¡Buenas noticias! Tú puedes usar ahora mismo este tour virtual para tu sitio web sin necesidad de pedir permiso. ¿Por qué? Porque ha sido licenciada bajo "Creative Commons – Reconocimiento 4.0 Internacional", un tipo de licencia que te permite:

  • Compartir - copiar, distribuir, ejecutar y comunicar públicamente la obra
  • Hacer obras derivadas
  • Hacer un uso comercial de esta obra

Solo te pedimos que para usarla, asignes los créditos correspondientes de la siguiente forma:

"Edificio del Reichstag, Fotografía (cc): Miguel Angel Victoria"

Puedes copiar el siguiente código y pegarlo en tu sitio web:

Licencia de Creative Commons
Edificio del Reichstag por Miguel Angel Victoria está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional .Creado a partir de la obra en https://s3.amazonaws.com/sinaloa360/reichstag/index.html.Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://www.sinaloa360.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *