Palacio Imperial de Hofburg

Miguel Angel Victoria Fotógrafo

Viena es una de las ciudades más imperiales de Europa y una de las razones es por la cantidad de inmensas y majestuosos palacios que alberga.
Los tres más importantes y que no pueden faltar nunca en la visita a la ciudad son: el Palacio Imperial de Hofburg, el Palacio Belvedere y el Palacio de Schoennbrunn.

El Hofburg está a poca distancia del centro de la ciudad de Viena y se puede llegar andando tras haber visitado otros monumentos.
El complejo imperial de Hofburg en expansión era el refugio de los monarcas de la familia Habsburgo, que gobernaron en Austria desde 1276 hasta la su caída en 1918.

El Hofburg está a poca distancia del centro de la ciudad de Viena y se puede llegar andando tras haber visitado otros monumentos.
El complejo imperial de Hofburg en expansión era el refugio de los monarcas de la familia Habsburgo, que gobernaron en Austria desde 1276 hasta la su caída en 1918.
Las instalaciones son particularmente interesantes ya que los edificios reflejan más de 700 años de historia de la arquitectura, como consecuencia, Hofburg muestra varios estilos arquitectónicos, desde el gótico al renacentista, pasando el barroco, el rococó y el clasicista.
Junto con su multitud de plazas y jardines, todo el complejo ocupado un total de 59 hectáreas, que comprenden 18 grupos de edificios, 19 patios más de 2. 600 habitaciones.
En el exterior el estilo que predomina es el barroco.
El palacio, que es un imán para los turistas, ofrece diversas oportunidades en función del precio y del tiempo del que dispone el visitante.
Las tres visitas imprescindibles son: los Apartamentos Imperiales, el Museo de Sisi y la Colección de Plata, cada uno de ellos igualmente se puede visitar individualmente o como parte de una visita conjunta a los tres. Asimismo, otras atracciones que ofrece el palacio y para las cuales según mi punto de vista se necesitaría más de un día para visitarlas, son: el Schatzkammer (Tesorería), el Prunksaal en la Biblioteca Nacional, la Winterreitschule (escuela de Equitación española de Invierno), la capilla, la iglesia, el Museo Albertina y los museos Neue Burg.
La construcción del Hofburg no comenzó con los Habsburgo, sino con el rey Ottokar II de Bohemia, que era también el duque de Austria.
En 1275 tenía una fortaleza construida en el lugar en el que hoy se ubica Schweizerhof, una estructura rectangular con cuatro torres.
Después de Rudolf I, el primero de la dinastía de los Habsburgo, tras ser derrocado Ottokar II en 1276, amplió la fortaleza.
Hoy en día, no hay rastros visibles de la estructura original.

La construcción del complejo que conocemos hoy comenzó después de 1533, cuando Fernando I decidió trasladar su residencia principal a Viena, por lo que fue la capital del Sacro Imperio Romano.
La construcción de lo que hoy se conoce como la Alte Hofburg, se completó en 1552.

La construcción del complejo que conocemos hoy comenzó después de 1533, cuando Fernando I decidió trasladar su residencia principal a Viena, por lo que fue la capital del Sacro Imperio Romano.
La construcción de lo que hoy se conoce como la Alte Hofburg, se completó en 1552.
La Schweizertor, la puerta que conduce a la Alte Hofburg, fue construida el año siguiente.
El hijo de Fernando, Maximiliano II, añadió el Stallburg al complejo.
El hijo de Maximiliano, Rudolf, decidió que quería su propio palacio y construyó el Amalienburg, separado de la estructura existente.
Un patio, ahora conocido como el Innenhof o In der Burg separaba los dos palacios.
La Guerra de los Treinta Años causó un descanso en la actividad de la construcción, pero en 1660 la expansión del Hofburg continuó con la construcción de la Leopoldinischertrakt (el Ala de Leopoldo), ordenada por el emperador Leopoldo I.
El arquitecto de esta ala fue el de la corte oficial, Joseph Emanuel Fischer von Erlach, quien también diseñó la magnífica biblioteca de la Corte, la Escuela de Equitación de Invierno y el Reichkanzleitrakt.
También diseñó el Michaelertrakt, un ala barroca que sólo se completó siglos después.
Otra etapa de construcción se inició a finales del siglo XIX, una época en que la monarquía de los Habsburgo empezó a mostrar signos de deterioro.
Durante el reinado de emperador Francisco José a partir de 1848 hasta 1916, las más recientes adiciones al complejo fueron construidos incluyendo el Michaelertrakt (un ala con una puerta monumental), el Michaelertor y la Neue Burg (un ala enorme, con una fachada curva, frente a Plaza de los Héroes).
Neue Burg era sólo una parte de un ambicioso proyecto para construir un nuevo Kaiserforum, un foro imperial que habría conectado Hofburg con el complejo del museo a través de la Ringstrasse a través de una serie de arcos de triunfo.
Por desgracia, el estallido de la Primera Guerra Mundial interrumpió las nuevas construcciones.

A pesar de gastar fortunas en la construcción del Hofburg, los miembros de los Habsburgo raramente residieron en el complejo del palacio, sobre todo después de que el Palacio Schönbrunn se construyó en el siglo XVIII.
El palacio fue utilizado principalmente para las reuniones con dignatarios extranjeros oficiales.

A pesar de gastar fortunas en la construcción del Hofburg, los miembros de los Habsburgo raramente residieron en el complejo del palacio, sobre todo después de que el Palacio Schönbrunn se construyó en el siglo XVIII.
El palacio fue utilizado principalmente para las reuniones con dignatarios extranjeros oficiales.
Apartamentos Imperiales
De las habitaciones en el Hofburg accesibles al público, algunos de los más interesantes se pueden encontrar en los “Franz Joseph Apartments” o apartamentos imperiales, la mayoría de los cuales permanecen inalteradas. Destacan el Comedor, famoso por su rica decoración y obras de arte flamenco que representan la gesta heroica de Hércules y el Círculo de habitaciones con sus exquisitos tapices.
Una maqueta fascinante del Hofburg y sus numerosos edificios se encuentra en la sala de guardia, mientras que en la Gran Sala de Audiencias, el candelabro bohemio de cristal es digno de ver.
Los apartamentos de la emperatriz Sisi incluyen la suntuosa sala de estar, considerada como la más bonita de muchas habitaciones del Hofburg y sirviendo a la vez como dormitorio.
Otro punto a destacar es el salón grande, el hogar de una excelente colección de muebles de estilo Luis XIV y una serie de jarrones de porcelana de Sèvres, una colección de pinturas de paisajes románticos, y una estatua de mármol de la hermana de Napoleón.
También merecen una visita los apartamentos de Alejandro, el zar de Rusia que se alojó allí durante el Congreso de Viena (destacan los bustos del emperador Carlos I y su consorte, la emperatriz Zita).
Museo de Sisi

El Museo dedicado a la emperatriz Elisabeth (Sisi), que ofrece una fascinante visión de la aristocracia del siglo XIX.
Destacan más de 300 objetos personales tales como guantes, sombrillas, notas con respecto a su estricto régimen de belleza, y la máscara de muerte hechas después de su asesinato

El Museo dedicado a la emperatriz Elisabeth (Sisi), que ofrece una fascinante visión de la aristocracia del siglo XIX.
Destacan más de 300 objetos personales tales como guantes, sombrillas, notas con respecto a su estricto régimen de belleza, y la máscara de muerte hechas después de su asesinato (también de interés son los registros oficiales realizados en el momento de este trágico suceso).
Otros artefactos fascinantes incluyen una copia del vestido que llevaba cuando se mudó a Austria desde su natal Múnich a los 16 años de edad, en 1854, una copia de su vestido de coronación, y una réplica de parte de su vagón de tren imperial.
Escuela Española de Equitación
Es una atracción popular del palacio Hofburg que está llena de historia.
La famosa escuela de equitación se encuentra en la Winterreitschule (Escuela de Equitación de Invierno), es un edificio muy ornamentado.
Los visitantes pueden asistir a una de las actuaciones ecuestres, pero para ello es necesario reservar con varios meses de antelación.
También se puede asistir a una de las sesiones de entrenamiento o visitar el Museo Lippizaner en los Stallburg (establos).
El museo exhibe una serie de artículos relacionados con la equitación.
Los visitantes también pueden ver los caballos Lippizaner en sus establos.
¿Quién era la emperatriz Sisi?
Su Alteza Real la Duquesa Elisabeth Amalie Eugenie nació en la víspera de Navidad el 24 de diciembre de 1837.
Creció en el castillo de Possenhofen en la orilla del lago de Starnberg en Baviera, Alemania.
La familia la llamó Sisi.
Su padre era Maximiliano, duque de Baviera (ya que sólo podía haber un duque de Baviera, todos los demás miembros de la familia Wittelsbach utilizaban el título de duque de Baviera).
Su madre fue una princesa; Ludovika de Baviera fue la sexta hija del rey Maximiliano I de Baviera y de la reina Carolina.
Eran primos segundos y el matrimonio fue arreglado por sus padres.
No era una pareja tan feliz como se muestra en la película ‘Sissi’, pero con el paso de los años la relación mejoró, sobre todo cuando Ludovika aceptó los líos amorosos de su marido y su recurrente y frecuente ausencia.
La infancia de Elizabeth de Baviera fue feliz, con tiempo suficiente para montar a caballo y nadar en el lago con sus siete hermanos.
De su padre se decía que incluso prefería la compañía de sus hijos ilegítimos por encima de la de los hijos que tuvo con Ludovika.

Schloss Possenhofen es actualmente de propiedad privada y tiene apartamentos de lujo en el complejo.
No está abierto al público, pero al caminar alrededor del lago de Starnberg se puede ver de lejos el castillo.

Schloss Possenhofen es actualmente de propiedad privada y tiene apartamentos de lujo en el complejo.
No está abierto al público, pero al caminar alrededor del lago de Starnberg se puede ver de lejos el castillo.
En 1853 la archiduquesa Sophie, madre del emperador Francisco José I de Austria decidió que su hijo debía casarse con su sobrina, Helene de Baviera, la hermana mayor de Sisi.
Ella Informó a su hermana la princesa Ludovika de arreglar un encuentro para que se conociesen.
El hecho de que Ludovika decidió llevar a su hija más joven Sisi en lugar de la duquesa Helene, cambió el curso de la historia.
El emperador Francisco José desafió a su madre dominante, por primera vez en su vida y eligió a Sisi en lugar de a Helene.
Sisi tenía 15 años de edad en el momento del compromiso, que se anunció cinco días después de que se conocieran.
Ocho meses después se casaron en Viena y Sisi se convirtió en Elisabeth de Austria.
Habiendo pasado su infancia con relativa libertad hizo que nunca pudiese acostumbrarse al protocolo de la vida de la corte de los Habsburgo.
Desde el principio tenía muy mala relación con su suegra, cuya creencia era que la única función de la esposa del rey debía ser únicamente parir un heredero al trono.
No debería meterse en los asuntos del Estado.
La emperatriz Sisi no estaba de acuerdo con ella en nada de esto.
Ella estaba especialmente comprometida con las partes italiana y húngara del imperio y trataría de influir en su esposo en temas referentes a la política relacionada con estos países en la medida de lo posible.
Sisi dio a luz a cuatro hijos. Las dos primeras fueron niñas: Sophie (5 de marzo de 1855) y Gisela (15 de julio de 1856).
La Archiduquesa Sophie de inmediato tomó el control de los niños, llevándolos lejos del cuidado de su madre ya que ella debía pasar todo su tiempo haciendo sus deberes como la emperatriz de Austria.
En 1886 Sisi presentó la actriz Katharina Schratt a su esposo Francisco José, con quien comenzó a tener una aventura.
Se cree que Sisi hizo esto a propósito para que el emperador tuviera un poco de compañía cada vez que viajaba.
Ese mismo año, su primo favorito, el rey Luis II, misteriosamente se ahogó en el lago Starnberg.
Desde que el gobierno de Austria y el emperador Francisco José querían asegurar el reinado, el príncipe heredero Rudolf se casó con Estefanía de Bélgica en 1881.
Después de unos acontecimientos trágicos que le sucedieron a la familia, Sisi se retiró completamente de la vida pública.
No llevaba demasiado bien lo de envejecer, cada vez que un fotógrafo veía la oportunidad de tomar sacarle una fotografía, ella se escondía rápidamente detrás de su abanico o velo.
Sisi murió a la edad de 60 años y fue emperatriz de Austria durante 44 años.

Pequeño Planeta

Palacio Imperial de Hofburg
Palacio Imperial de Hofburg

Galería Fotográfica

Como se hizo este Tour Virtual

El equipo utilizado para realizar este tour fue el siguiente:

  • Cámara Nikon D800
  • Lente Sigma 8 mm ojo de pez
  • Rótula Nodal Ninja NN4
  • Trípode Manfrotto 190
  • Disparador remoto

El software de procesado de esta imagen fue:

  • Lightroom para procesar los archivos RAW
  • PTGui para realizar el cosido de la imagen
  • Photoshop para ajustes generales y locales
  • PanoTour Pro para la generación del tour virtual

¿Te gustaría usar este tour virtual en tu sitio web?

¡Buenas noticias! Tú puedes usar ahora mismo este tour virtual para tu sitio web sin necesidad de pedir permiso. ¿Por qué? Porque ha sido licenciada bajo "Creative Commons – Reconocimiento 4.0 Internacional", un tipo de licencia que te permite:

  • Compartir - copiar, distribuir, ejecutar y comunicar públicamente la obra
  • Hacer obras derivadas
  • Hacer un uso comercial de esta obra

Solo te pedimos que para usarla, asignes los créditos correspondientes de la siguiente forma:

"Palacio Imperial de Hofburg, Fotografía (cc): Miguel Angel Victoria"

Puedes copiar el siguiente código y pegarlo en tu sitio web:

Licencia de Creative Commons
Palacio Imperial de Hofburg por Miguel Angel Victoria está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional .Creado a partir de la obra en https://sinaloa360.s3.amazonaws.com/palacio-hofburg/index.html.Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://www.sinaloa360.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *