Topolobampo, lugar donde la magia de los elementos se conjugan en una sinfonía universal. Tierra agreste de cerros arropados de cactus y pitahayas; cielo azul de día y de estrellas titileantes en la bóveda nocturna.

Ver Tour Virtual 360

Conoce en realidad virtual Topolobampo – El Confín del Arcoiris –

Abajo, el caserío asistiendo a la presencia imponente de la Bahía de Ohuira formada por las aguas del Mar de Cortez. Donde bullen las más variadas y ricas especies que hoy en día le han valido el reconocimiento de santuario marino del mundo.

Bahía de Ohuira

Ahí empezó en las postrimerías del siglo antepasado la utopía del sudeste. La última epopeya moderna y el último intento de colonización pacífica de norteamérica.

Albert Kimsey Owen

En Topolobampo desembarcó Albert Kimsey Owen con su grupo de soñadores en pos del sueño que terminaría en terrible fracaso. Y cuyos descendientes de apellidos extranjeros pueblan hoy en día la vecina y progresista ciudad de Los Mochis. Fundada con el nacimiento del ingenio azucarero, por otro norteamericano, Benjamín Francis Johnston, que si vió coronada por el éxito su presencia en estas tierras.

De este lugar el ingeniero en ferrocarriles Albert Kimsey Owen partió a lomo de mula para trazar la ruta que hoy sigue el ferrocarril Chihuahua-Pacífico. Sobre la maravilla natural de la Sierra Madre Occidental pasando por la Barranca del Cobre visitada año con año por turistas de todo el mundo.

El sueño de los socialistas utópicos de Owen venidos de los Estados Unidos de Norteamérica está hoy hecho realidad. De sus muelles parten transbordadores que conectan al norte de Sinaloa con La Paz, B.C. y enormes embarcaciones de carga que surcan los mares del mundo con distintos destinos. 

Topolobampo

Minerales y miles y miles de toneladas de dorados granos viajan a las lejanas África y Asia.

Primer combate aeronaval del mundo

Poco conocido es que en este puerto en los días del México revolucionario se llevó a cabo el primer combate aeronaval del mundo protagonizado entre el cañonero “Guerrero” y el Biplano “Sonora” tripulado por el Capitán Gustavo Salinas asistido por el mecánico Teodoro Madariaga. El mundo conoce también de la riqueza de la fauna marina de las aguas que bañan a Topolobampo. 

Pueblo de Topolobampo al tardecer

Año con año surcan por ahí cientos de embarcaciones para participar en torneos deportivos , siendo conocido el cerro de El Farallón cuyos bajos son famosos por el tamaño y la variedad de las piezas capturadas.

La profecía y la visión de Albert Kimsey Owen, después de dormir su primera noche bajo las estrellas de Topolobampo en 1872 quedaría para la posteridad cuando escribió maravillado por el embrujo de esta tierra:

“Dejé mis cobijas y anduve entre el monte hasta llegar hasta la orilla de la playa. ¡ Que panorama! ¡Todo un mar encerrado! Dije entre mí: si por la mañana encuentro un canal de entrada profundo y seguro desde el Golfo de California, aquí sobre esta bahía, será el sitio de una gran ciudad metropolitana. Sobre este mar, en donde no se encuentra hoy una vela, navegarán los barcos de todas las naciones y sobre estas llanuras vivirán felices muchas familias.El australiano llegará hasta aquí para encontrarse con el europeo, que vendrá cruzando el continente por ferrocarril desde el Atlántico”.

Albert Kimsey Owen

Texto: Melchor Angulo

Escritor y Periodista

Suscríbete a nuestro Newsletter

Galería de imágenes

Como se hizo este Tour Virtual

Hace mucho tiempo que tenía la ilusión de hacer una fotografía de un atardecer en Topolobampo. La hora dorada y la hora azul reflejan en éstas imágenes colores hermosos de diferentes tonalidades, primero destacan los amarillos y naranjas y después los azules y magentas .

Las velocidades de obturación oscilan entre cinco y quince segundos para poder captar información tanto en las sombras como en las iluminaciones. Fué una fantástica tarde de mediados de enero con un poco de frío que cubriéndome con una ligera chamarra pude cómodamente disfrutar

Plantillas en PTGui para corregir nadir

Usa nuestras fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *