El Arbol del Tule es un árbol muy grande, legendario, lleno de mucha historia y que es considerado el árbol más ancho del mundo con cincuenta  y ocho metros, pesa más de seiscientas toneladas y se calcula que sus raíces miden cuatro veces el tamaño del árbol.

Ver Tour Virtual 360

Conoce en realidad virtual el Arbol del Tule

Es un sabino de más de dos mil años que se encuentra ubicado en el poblado zapoteco de Santa María del Tule, Oaxaca, cerca de la entrada del templo Santa María de la Asunción y del Palacio Municipal.

En la Plaza principal de Santa María del Tule encontramos señalización en zapoteco, español, inglés y con códigos QR, con información de la ubicación de los diferentes sitios de interés.

Arbol del Tule

Es un sabino de más de dos mil años que se encuentra ubicado en el poblado zapoteco de Santa María del Tule, Oaxaca

El parque principal lo tienen bellamente adornado con jardines bien cuidados. Los habitantes de este pueblo han cuidado este destino turístico y se han instalado algunas esculturas.

Estar frente a este maravilloso árbol es muy impactante, el desarrollo que ha tenido al cabo de tantos años ha hecho que la corteza tenga diferentes formas caprichosas como por ejemplo hay una cabeza de león, otras imágenes que los turistas descubren en su visita.

Arbol del Tule

Este árbol ha sido testigo silencioso de muchos hechos históricos que seguramente han sucedido a su alrededor al paso de más de dos mil años

Este árbol ha sido testigo silencioso de muchos hechos históricos que seguramente han sucedido a su alrededor al paso de más de dos mil años, mucho más que la llegada de los españoles a México.

Es infaltable una visita al mercado de artesanías ubicado a un costado, donde puedes encontrar bonitos recuerdos, así como el mercado de alimentos en donde van a encontrar comidas muy sabrosas y muy regionales, como el tejate, que es un jugo de maíz, es la bebida típica que además lleva cacao, mamey, flor de cacao, tostado y molido.

Texto: Secretaría de Turismo

Gobierno del Estado de Oaxaca

Suscríbete a nuestro Newsletter

Galería de Imágenes

Como se hizo este Tour Virtual

Para los fotógrafos hay dos momentos del día verdaderamente mágicos para hacer fotografías, al amanecer y al atardecer, cuando el sol se encuentra bajo el horizonte y no hay sombras.

Se conocen como la hora dorada y la hora azul, aunque en realidad son unos cuantos minutos en que predominan los colores amarillo, naranja, azul y magenta.

Hacer fotografías sin cobrar?

Ver en Realidad Virtual

Ponte las gafas Cardboard y visita virtualmente El Arbol del Tule

Usa nuestras fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *